Catedral de San Nicolás

La Catedral de San Nicolás es una de las visitas imprescindibles de Estocolmo por su importancia histórica. Descubre la estatua de San Jorge y el dragón y Vädersolstavlan, la pintura más antigua de la ciudad.

La primera iglesia de Estocolmo

La Catedral de San Nicolás de Estocolmo aparece por primera vez en los escritos históricos hacia 1279. Se trata de la catedral más importante de la ciudad, conocida popularmente como Storkyrkan, que en sueco significa ‘gran iglesia’.

Visitar la Catedral de San Nicolás significa recorrer un pedacito de la historia de Estocolmo. En su interior de ladrillo se han celebrado coronaciones, bodas reales y otros eventos de gran calado histórico. Gracias a su excelente ubicación a muy pocos metros del Palacio Real de Estocolmo, Storkyrkan ha sido la catedral más transitada por la monarquía sueca.

El interior

La catedral de Gamla Stan se caracteriza por sus paredes y columnas de ladrillo y su techo abovedado. Aunque ha sido remodelada en diferentes ocasiones, la iglesia luterana ha mantenido su estilo gótico inicial.

La Catedral de San Nicolás alberga la famosa escultura medieval de madera de San Jorge y el dragón, que simboliza la victoria de Suecia sobre Dinamarca. Además, en el interior de la catedral se encuentra la pintura más antigua de Estocolmo, Vädersolstavlan, que representa un peculiar fenómeno astronómico de la Edad Media.

Horario

Todos los días: de 9:00 a 16:00 horas (desde mayo hasta septiembre hasta las 17:00).

Precio

Adultos: 60 kr (6,40 US$)
Niños: entrada gratuita.

Transporte

Metro: líneas verde y roja.
Autobús: líneas 3 y 53.